¿Sabes qué diferencia hay entre el agua embotellada y la que sale del grifo?

75

El agua embotellada es aquella que satisface varios estándares federales y estatales, se vierte y sella en un recipiente sanitario (de vidrio o plástico) y se vende para el consumo humano.

Este tipo de agua no puede contener endulzantes o aditivos químicos y debe estar totalmente libre de calorías. Se le pueden añadir sabores, extractos y esencias, pero deben representar menos del uno por ciento del peso total del producto.

Si contiene más del uno por ciento se clasifica como bebida refrescante o refrescos. El agua embotellada también puede estar libre de sodio o contener cantidades insignificantes de él.

La principal diferencia entre el agua embotellada y el agua corriente, es la fuente de donde provienen. Por lo general, en las poblaciones el abastecimiento de agua potable se da a través de estructuras de almacenamiento en la superficie de la tierra, lo que ocasiona que se pueda contaminar con facilidad.

Por su parte, la mayoría del agua embotellada, proviene de fuentes subterráneas protegidas o es purificada por medio electrónicos. Otra diferencia es que el agua embotellada no contiene cloro, ya que en lugar de éste, las empresas usan ozono (una forma de oxígeno y luz) como agentes desinfectantes.

El sabor del agua clorada generalmente es muy fuerte, por lo que muchos consumidores prefieren el agua embotellada que carece de sabor.

Aunque no hay un límite de caducidad del agua embotellada, es importante almacenarla de una manera adecuada para que pueda usarse en cualquier momento.

Lo mejor, es guardarla en un lugar fresco y seco, alejada de productor de limpieza, gasolina, desagües y cualquier tipo de material químico toxico.

Existen diferentes términos para definir el agua embotellada y es importante conocer sus diferencias:

Agua mineral: Es el agua embotellada que contiene no menos de 250 partes por billón total de sólidos disueltos. Su característica principal es que surge directamente de su fuente con una cierta porción de minerales.

Agua purificada: Es la que se somete a procesos de destilación, deionización, ósmosis, inversa o algún otro método químico similar para dejarla libre de impurezas.

Agua de manantial: Es la que sale naturalmente a la superficie. Este tipo de agua debe ser recolectada directamente de la fuente, o a través de conductos que lleguen a la formación subterránea.

You might also like More from author

Comments are closed.