El Tamal: Una joya gastronómica de Latinoamérica

459

Además de compartir el español como lengua predominante, los latinos también comparten culturas similares que se hacen evidentes en la cocina. El Tamal es una muestra de ello, conocido en varios países con el mismo nombre, este plato delicioso constituye una muestra del mestizaje y las manifestaciones de forma universal.

La palabra Tamal tiene su origen en la náhuatl, una lengua uto-azteca hablada en México y América Central, donde tamalli significa envuelto. Los indígenas usualmente utilizaban este procedimiento que para preparar sus alimentos a base de masa de maíz cocida con o sin relleno, los envolvían en hojas de plátano, bijao, maguey, aguacate o mazorca.

El Tamal se puede hacer relleno de carne roja, cochino, gallina, pescado, vegetales, chile, granos, frutas o salsa e incluso pueden ser de sabor dulce, salado o picante. Los sabores e ingredientes varían de acuerdo a la cultura y costumbres de cada nación latinoamericana. Aunque se puede degustar durante todo el año, el Tamal es por excelencia un plato navideño.

En Colombia, Cuba, El Salvador, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México y Perú, se conoce como Tamal, mientras que en Chile, Argentina, Bolivia y Ecuador se les llama Humitas. En Estados Unidos se le dice Tamale, a diferencia de Venezuela, donde es más conocido como Hallaca o Bollo Navideño.

En lo que se refiere a Belice, se le llama Bollo; en Puerto Rico se le dice Guanime a cierto tipo de Tamal dulce, hecho con harina de maíz, leche de coco y azúcar, envuelto en hoja de plátano. En Brasil se le dice Pamonha, en República Dominicana se conoce como Pasteles en Hoja, un plato similar al tamal que en vez de estar relleno de masa de maíz lleva otros ingredientes como yuca o plátano y también es envuelto en hojas de plátano.

La receta y elaboración del Tamal es una de las mejores muestras gastronómicas del mestizaje, la masa de maíz coloreada con onoto o achiote es ejemplo del trabajo indígena en el procesamiento de la mazorca, los guisos de carne de gallina, cerdo, vaca o pescado provienen de la llegada de los españoles, la pasa y la aceituna de romanos y griegos, la alcaparra y la almendra de los árabes, mientras que su envoltura en hojas de plátano proviene tanto del negro africano como de el indio americano.

La variación en el nombre del Tamal se ve con frecuencia en los diferentes tipos de forma para preparar, de envolver o rellenar. El Tamal es el principal elemento del plato navideño latinoamericano, donde también predomina como complemento el pavo, pollo o cerdo horneado.

El plato navideño latinoamericano básicamente está compuesto por el Tamal, carnes rojas y blancas, asadas, al horno, rellenas o en salsas, así como ensaladas y lácteos. Como postre se suele degustar mixtura de frutas, helados caseros, arroz con leche, flan, buñuelos con frutas, pan dulce o panetone y por su puesto frutos secos.

Entre las bebidas navideñas latinas encontramos los zumos de frutas o agua fresca, en lo que se refiere a licores destacan los ponches de leche y ponches de frutas, o rompope. Asimismo, se sirve con vino blanco o espumante. La Cola de Mono, la Vaina Chilena y el coquito de Puerto Rico también son alternativas muy latinas. Finalmente, se puede cerrar la cena con unas galletas caseras o modelados de jengibre.

Navidad criolla

El plato navideño latinoamericano es una de las mejores muestras gastronómicas del mestizaje en la región. Los tamales de masa de maíz envueltos en hojas de plátano representan el indio americano y negro africano. Los guisos de carne de gallina, cerdo o vaca o pescado vienen de la cultura española. Mientras que los frutos secos son símbolo de romanos, griegos y árabes.

You might also like More from author

Comments are closed.