Descubre 6 mitos falsos sobre la alimentación

275

Desde que somos pequeños nos invaden mensajes sobre qué es y qué no es una dieta saludable, muchos de ellos engañosos. ¿Cuántas veces has escuchado que desayunar es la comida más imporante del día? ¿O que tu mejor aliado para adelgazar es la proteína?

Por ello, te contamos seis mitos que siempre nos recalcan, pero que podrían no ser tan ciertos como pensamos.

1. El zumo natural de naranja es sanísimo, es tan fresco como comer la naranja directamente del árbol.

Tomar zumo natural es igual a tomar tres naranjas y tirar una y media a la basura. Ningún zumo puede ser considerado una ración diaria de fruta. Cuando tomas la pieza entera, sí ingieres los nutrientes más sustanciosos, pero cuando la exprimes, ocurren dos cosas importantes: primero, tomas más cantidad, por otro lado, separas la fructosa de su matriz, y el efecto que esto tiene sobre tu organismo no es el mismo.

2. Si no desayuno está mal, así es imposible llevar una dieta sana

Siempre escuchamos que el desayuno es la comida más importante del día, ¿no? Pues en realidad, ese no es el problema en realidad. No pasa nada si un día te lo tienes que saltar, o lo tomas más tarde porque no tienes nada de hambre al levantarte. No hay un desayuno obligado ni adecuado al día, lo que sí es importante es la buena elección de alimentos que desayunas.

Muchos desayunan con cereales, azucarados, procesados, lácteos, bebidas chocolateadas… Y es aquí donde radica el problema realmente, no en si se desayuna o no. Si vas a desayunar azúcar, ¡casi es mejor que no lo hagas!.

3. Por una copita de vino al día no pasa nada, es compatible con una dieta equilibrada

Cualquier bebida que contenta alcohol nunca puede considerarse parte de una alimentación saludable, puedes hacerlo debes en cuando.  Saludable sería unos granos de la uva cada día, eso sí sería parte de una dieta saludable, cardiovascular y equilibrada.

4. Hay que comer mucha proteína si quieres adelgazar

Además de no ser una práctica saludable llenarte de proteína con el fin de quitarte añgunos kilos, podríamos aplicar el dicho de que es pan para hoy y hambre para mañana. Temporalmente conseguimos que el cuerpo se sacie, y la digestión empezaría a ser más lenta y por ende, tenderíamos a tomar menor cantidad de alimentos a lo largo del día. Sin embargo, estaríamos aplicando una alimentación poco equilibrada difícil de mantener en el tiempo

5. Cuando salgo por ahí, me puedo tomar un agua saborizada, es lo más sano después del agua

A veces nos parece que por evitar las gaseosas, todo lo demás ya es sano, librando a tu conciencia de cualquier cargo. Pero después del agua lo más sano, es más agua.

Si no quieres tomar bebidas azucaradas, tienes que dejar a un lado los comentarios ajenos y optar por agua con limón, infusiones, un jugo natural, pero en realidad el mejor amigo del cuerpo, es el agua.

6 Por la mañana me tengo que tomar un vaso de agua con limón para ayudar a purificar mi cuerpo

Beber agua al levantarse es casi obligatorio, pero no por purificar tu cuerpo, sino por la necesidad que existe de hidratarte. Tómate un buen vaso de agua, con limón, con pepino, menta o hierbabuena, pero bébete un vaso de agua. No por depurar, ni desintoxicar, ni limpiar el hígado, simplemente por hidratante, ya que llevas varias horas sin beber nada.

You might also like More from author

Comments are closed.